viernes, 29 de enero de 2016

¿Cómo hacer Bechamel? - Receta Salsa Bechamel

como hacer salsa bechamel

Conoce la receta de cómo hacer Bechamel. Sorprende a todos con una Salsa de Bechamel casera exquisita. La Salsa de Bechamel se distingue por ser una salsa muy rica.

Indudablemente entre las salsas más esenciales de la cocina mundial es la Bechamel, que se emplea en multitud de platos de todas y cada una de las gastronomías generalmente.

La Salsa Bechamel una salsa elaborada a base de leche, mantequilla y harina, al lado de otros ingredientes auxiliares que pueden ir mudando dependiendo de la receta.

La Bechamel es entre las salsas más conocidas en la cocina, por el hecho de que es una salsa que se emplea para preparar muchos platos, a los que aporta su estupendo sabor y su textura mantecosa. Si bien hay otras formas de preparar esta salsa de origen francés, en esta receta te vamos a educar a preparar la Bechamel de forma tradicional. Prosigue leyendo que te señalamos paso a paso como hacer bechamel.

Receta de cómo hacer Bechamel

Comenzamos con la receta tradicional para preparar una rica Bechamel, una salsa que se emplea para hacer muchos platos y asimismo o bien como acompañamiento. Vas a ver que fácil es prepararla en casa, te enseñamos paso a paso.

Ingredientes para hacer Bechamel

  • Leche entera, un litro
  • Mantequilla, ciento veinte gramos
  • Harina de trigo, ciento veinte gramos
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada

Los ingredientes que vamos a precisar son pocos y por si fuera poco son ingredientes que tenemos prácticamente siempre y en todo momento en la cocina, con lo que es una receta que vas a poder preparar en cualquier instante que lo precises. Y el tiempo de preparación es bastante corto, ya vas a ver. Debes tomar en consideración que la proporción de los ingredientes debes sostenerla aproximadamente.

Puedes iniciar tamizando la harina que vayas a emplear, para quitarle los grumos y también impurezas que pueda traer. Ten pesada la harina y la mantequilla ya antes de ponerte a preparar la Bechamel, de esta forma evitarás tener que estar parando para hacerlo en la mitad de la preparación, lo que no es conveniente.

Nosotros empleamos leche a temperatura entorno, si bien hay quién prefiere utilizar leche que se ha hervido anteriormente. El desenlace final es exactamente el mismo, con lo que puedes hacerlo como prefieras. Jamás utilices leche fría de la nevera, pues entonces si lo apreciarás en el momento de preparar la Bechamel.

Comenzamos poniendo la mantequilla en la sartén o bien en la olla dónde vayamos a preparar la salsa Bechamel, y a fuego medio la fundimos plenamente. Cuando esté fundida, agregamos la harina poquito a poco, y con la ayuda de unas varillas, vamos removiendo hasta el momento en que se integre plenamente. Debe quedarte una masa mantecosa amarillenta, que vas a deber sostener unos minutos a fuego medio y sin dejar de remover, a fin de que la harina se cocine bien. Es esencial hacer esto pues la Bechamel nos resultará más sabrosa y con mejor textura con la harina bien cocida.

Ahora vamos a verter la leche poquito a poco y sostendremos a fuego lento a lo largo de múltiples minutos removiendo sin parar, hasta el momento en que la Bechamel adquiera la textura deseada. Tras verter la leche, añadimos la sal y la nuez moscada y la pimienta molida, cantidades al gusto, mas de manera cuidadosa con las condimentas, puesto que no deseamos que el sabor de la Bechamel se descompense.

La textura adecuada de la Bechamel dependerá de a fin de que vayamos a emplearla, con lo que cuando la tengas con el espesor que te interese, la retiras del fuego, por el hecho de que hay que tener en consideración que compactará un tanto más después. Si ves que te queda demasiado líquida, mantenla más tiempo a fuego lento, y si queda espesísima, agrega un tanto más de leche y remueve hasta el momento en que te quede perfecta.

> Listo! Ya sabes cómo hacer Bechamel



>Conoce más la Salsa Bechamel

La Bechamel es una salsa muy usada en la cocina que es de origen francés. Los primeros datos que conocemos sobre la existencia de la Bechamel los tenemos en un libro de cocina publicado en mil seiscientos cincuenta y uno. Esta receta de Bechamel difería bastante con respecto a la presente receta de Bechamel, puesto que con los años ha ido evolucionando. Este libro en el que aparecía escrita la receta se llamaba 'Le Cuisinier Français' y fue escrito por un chef llamado "A. el Morcon".

La invención de la salsa Bechamel se atribuye no obstante a un chef francés de buena reputación, a pesar de que se sospecha que este tomó la idea de una receta todavía más vieja. Como hemos dicho ya antes, con el paso del tiempo el proceso de preparación de la Bechamel ha alterado mucho. Por servirnos de un ejemplo se sabe que en el pasado se empleaba algún género de queso como un ingrediente más de la salsa Bechamel.

La preparación de la salsa Bechamel es bastante simple y fácil, se compone siempre y en toda circunstancia de unos ingredientes báscos que son harina, leche y mantequilla. Desde ahí hay algunas variaciones que incorporan algún que otro ingrediente auxiliar. A pesar de que la manera de preparación sea muy afín, la salsa Bechamel es diferente a la famosa salsa blanca. La primordial diferencia se encuentra en que la salsa blanca se prepara con caldos, y la Bechamel con líquidos lácteos.

El inicio de la preparación de la salsa Bechamel es hacer un roux blanco, para quién no sepa lo que es consiste en entremezclar un tanto de mantequilla fundida con un tanto de harina. En el instante que el roux blanco está hecho se marcha añadiendo leche hasta el momento en que la mezcla tenga la consistencia deseada. Es esencial que haya suficiente leche a fin de que la mezcla se cueza. Para eludir que la Bechamel tenga grumos la cocción debe efectuarse a fuego suave.