sábado, 29 de abril de 2017

Barcelona ganó 3-2 al Real Madrid en el Clásico Español


Enorme Messi; con gol de último minuto, el Barcelona derrotó 3-2 al Real Madrid y es nuevo líder de España. Por la Fecha 33 de La Liga, venció en el último minuto 3-2 de visitante al Real Madrid y se quedó con El Clásico Español.

¡Por fin llegó el Clásico! Este sábado se juega una nueva edición del Madrid – Barcelona (o Barcelona – Madrid), el partido que paraliza el mundo durante 90 minutos, ya que ni siquiera los que no son amantes del fútbol pueden mantenerse indiferentes a este duelo de estrellas como ningún otro. El “Clásico” de este sábado se jugará en el Camp Nou, la casa del Barça, y será la edición No. 234 del duelo más ilustre del fútbol mundial en la actualidad.

Los dos clubes con más historia en el fútbol español se han enfrentado entre sí en un total de 233 ocasiones, entre Liga, Copa del Rey, Supercopa, Copa de la Liga (ya extinta) y Champions League. El historial general sigue favoreciendo al Real Madrid, pese a que su rival catalán ha recortado distancias en los últimos años. La “Casa blanca” suma 93 triunfos y 48 empates, por 91 victorias “blaugranas”.

Sin embargo, la cosa cambia un poco en el Camp Nou. De 111 partidos disputados en casa, el Barcelona suma 62 triunfos, por 23 empates y 25 derrotas ante su acérrimo rival. Aunque el Madrid de Zidane aún saborea la dulce victoria conseguida la última vez que visitó el Camp Nou, en abril de este año por LaLiga. En ese entonces los blancos se impusieron por 1-2 con goles de Cristiano y Benzema.

Real Madrid y Barcelona llegan en situaciones casi opuestas al partido del sábado. Mientras los “merengues” ajustan ya 31 partidos sin conocer la derrota, con una solidez en todas sus líneas que les ha permitido mantenerse en la punta de la tabla liguera sin apenas pasar apuros, pese a haber sufrido varias bajas como Cristiano Ronaldo, Luka Modric, Casemiro y ahora Toni Kroos y Gareth Bale. El equipo de Zidane luce como favorito para este Clásico, con las novedades de Lucas y Kovacic en el once titular.

El presente no podría ser más distinto para el Barça de Luis Enrique. En esta mitad de temporada, El equipo blaugrana no ha podido encontrar el nivel colectivo de otros años, sosteniéndose más en la jerarquía individual de sus astros (que no es poco). Messi, Suárez y Neymar se las han arreglado para mantener su cuota goleadora y tener al Barcelona a 6 puntos del Madrid. Sin embargo, los catalanes la han pasado mal en más de una ocasión, empatando ante rivales menores como Málaga y Real Sociedad, e incluso perdiendo con Celta de Vigo y el recién ascendido Alavés.

En el cuadro azulgrana la mejor noticia es el regreso de “Don” Andrés Iniesta, el crack manchego que vuelve tras una lesión que lo mantuvo alejado de las canchas un par de meses. La ausencia de Iniesta se hizo sentir como pocas en el equipo de Luis Enrique, que se mostró incapaz de desplegar toda su generación de juego y tuvo que recurrir una y otra vez a la MSN para que salvara la papeleta. Veremos si el campeón mundial está listo para ser titular, o si esperará su turno en el segundo tiempo del Clásico.

En cuanto a bajas, el Barça no contará con el defensor francés Jeremy Mathieu, con problemas en el sóleo, mientras que el Madrid tendrá las pesadas ausencias del galés Gareth Bale, que venía en un nivel extraordinario y se suma a las bajas de Toni Kroos, Morata y Danilo.

En esta edición del Clásico volveremos a tener un imperdible duelo individual entre los dos mejores jugadores del planeta: el argentino Lionel Messi, por el lado del Barcelona, y el portugués Cristiano Ronaldo por el Madrid. Ambos finalistas del Balón de Oro 2016 estarán cara a cara en el Camp Nou, buscando darle la victoria a su equipo, y de paso seguir batiendo récords individuales.

Messi sigue siendo el máximo goleador en la historia del Clásico, con 21 goles en 31 partidos, pero CR7 se acerca y ya suma 16 tantos en 25 enfrentamientos ante el Barça. Para el luso jugar en el Camp Nou es algo especial, y suma 10 goles en sus últimas nueve visitas a la Ciudad Condal. Veremos si vuelve a hacer rabiar a la afición culé con su conocida celebración pidiendo “calma”, o si es turno de festejar para la “Pulga” y sus compañeros.